Sin categoría

Madres y padres tóxicos cómo detectarlos y cómo ayudarlos a solucionar este problema

Madres y padres tóxicos cómo detectarlos y cómo ayudarlos a solucionar este problema

PADRES TÓXICOS, cómo detectarlos

En este artículo reflexionaremos sobre qué es ser un padre o madre tóxico, a qué nos referimos cuando hablamos de este concepto y cómo evitar convertirnos en uno de ellos o cómo evitar contagiarnos por esos que ocupan los primeros puestos en las filas y corrillos de las puertas del cole.

 ¿Qué es un padre tóxico?

La psicóloga estadounidense Susan Forward los describe en su libro “Padres que odian” como aquellos que, por diferentes razones, causan sufrimiento a sus hijos a través de la manipulación, el maltrato, las demandas, desde la infancia hasta la adultez.

Estos niños al llegar a adultos y como consecuencia de este tipo de relación con sus progenitores, escribe la experta,  una relación que les ha llevado a crecer en un entorno inseguro en términos emocionales, serán adultos con baja autoestima, inseguros, sumisos y emocionalmente inestables.

Los padres tóxicos, así llamados por la mencionada psicóloga, existen, aunque nos nos lo creamos. Pero existen este tipo de padres: egoistas, narcisistas, que sólo piensan en ellos mismos, que incluso envidian los logros de sus propios hijos e intentan ningunearles, rebajarles, humillarles minimizando sus éxitos, con tal de quedar ellos siempre por encima. 

1. Agreden a sus hijos física y psicológicamente. Utilizan el castigo físico y el castigo psicológico de forma indiscriminada. Son los padres que dicen a sus hijos constantemente que no valen nada.

2. Utilizan la crítica destructiva. Se trata de críticas que sólo sirven para humillar al hijo, llenas de connotaciones negativas hacia él. Suelen humillarle delante de los demás.

3. Se presentan como víctimas de sus hijos. Ante los demás, sus hijos son rebeldes, desobedientes, y maltratan a sus padres. En muchas ocasiones justifican sus actos asegurando que sus hijos son insoportables.

4. Son padres manipuladores. Capaces de mentir para conseguir que sus hijos hagan todo lo que desean.

5. Utilizan el chantaje afectivo. A cambio de un poco de cariño, los hijos deben soportar el maltrato psicológico. Consiguen crear una dependencia emocional. En algunos casos lo consiguen con exceso de cariño. En el polo opuesto, los padres ausentes, que aportan amor a sus hijos con cuentagotas.

6. Son padres sobreexigentes. Piden más de lo que el niño es capaz de dar.

7. Son padres dictadores. Autoritarios hasta el punto de escoger los amigos, la pareja o el futuro profesional de su hijo. Utilizan el miedo para controlar a los hijos.

8. Compiten con los hijos. En cierta manera, les envidian.

9. Usan las bromas ‘pesadas’ como ataque hacia ellos, para dejarles en evidencia constantemente.

SOLUCIONES

1. Enfrentar a los padres desde la perspectiva de dos adultos hablan.
2. Explicar a los progenitores con la mayor claridad posible lo que piensas, lo que está mal en la relación, lo que la daña, lo que hace sufrir.
3. Preguntarles si creen que hay algo que puedan hacer para contribuir al problema que tienen ambos en esta relación.
4. Preguntarles si existe una razón para el maltrato, para las descalificaciones, para la falta de cariño, si es el caso.
5. Si ellos responden que la culpa es suya y no reconocen que hay un problema, es una señal poderosa de que ellos no quieren contribuir a tener una relación saludable.
6. Si eso no es suficiente para cambiar el trato, limitar el contacto. Si el padre se queja, retomar la conversación desde el punto en que le pides que cambie. Si nuevamente no lo hace, considerar la opción de abandonar por un tiempo ese lazo sentimental dañino.

Síguenos también en…

Acerca de orientacionandujar

Orientación Andújar no es solo un blog, es la apuesta personal de dos profesores Ginés y Maribel, que además de ser pareja, son los encargados de los contenidos que encontramos dentro del blog y en el cual, vuelcan la mayor parte del tiempo, que sus tareas como docentes, y voluntarios en sus meses de verano les permite.

4 Comments

  1. Nancy Villagra

    Qué buen artículos profe!!
    Muy triste si se considera que es una realidad, que está a nuestro alrededor y no siempre lo vemos.
    Gracias por compartirlo con nosotros.
    Saludos desde Paraguay

  2. Èste articulo està genial…quisiera poder acceder a mas informaciòn sobre èsto! Si es posible puedo traducirlo en italiano y compartirlo? Es que està fenomenal y creo que hay muchisimos padres toxicos alla afuera. Aunque me pregunto siendo narcistas còmo lograr entablecer una conversaciòn con este tipo de personalidades?
    Gracias por su excelente trabajo! Os sigo de cerca y he tomado hasta el curso de inteligencia emocional, excelente!

  3. Tuve una vecina, hace ya tiempo, que vestía como una marquesa mientras su hija, de nueve años, iba siempre mal arreglada. Ignoro si era una madre tóxica, pero era llamativa esa diferencia de vestuario, quizá coincidente con el punto 8. Excelente artículo, en su línea.

Trackbacks / Pings