Atención, TDAH

MURAL TÉCNICA DE LA TORTUGA ESPECIAL PARA INFANTIL Y PRIMARIA Y NEE

Os dejamos esta super interesantes imágenes realizadas por nuestra compañera del cole Ester Fernández Palacios para trabajar en infantil y primeros ciclos de primaria la técnica de la tortuga.

 

DESCARGAS LAS FICHAS EN PDF

TORTUGA MURAL INFANTIL

TORTUGA MURAL INFANTIL TODO EN UNA

la_tecnica_de_la_tortuga COMO EMPLEARLA

FUENTE DOCUMENTO: http://www.aprendiendocon-tdah.com/

TE PUEDE INTERESAR

El autocontrol de la conducta impulsiva La técnica de la Tortuga

Juego de la tortuga para trabajar técnicas de autocontrol para niños de primaria

el cuento de la tortuga autocontrol tdah

“LA TECNICA DE LA “TORTUGA”: UN METODO PARA EL AUTOCONTROL DE LA CONDUCTA IMPULSIVA”.

Marlene Schneider Arthur Robin Universidad del Estado de Nueva York (Stony Brook). I. INTRODUCCION A.

Objetivos La pretensión de esta sección es justificar la utilización de la técnica de la Tortuga. Concretamente, después de haber leído esta sección se ha de saber:

1. Que las técnicas de control interno son superiores a las de control externo.

2. Que la técnica de la tortuga consta de tres partes.

3. Qué técnicas parecidas a la de la tortuga son apropiadas para este control interno, qué otras técnicas análogas se utilizan.

4. Para quién es apropiada la técnica de la Tortuga.

5. Cómo la técnica de la Tortuga rompe las cadenas disruptivas.

6. Cómo la técnica de la Tortuga influye en la autoestima del niño y por qué.

 

La técnica de la tortuga se ha utilizado mucho con los niños más pequeños. El objetivo es ayudarles a dominar su impulsividad y trabajar su autocontrol.

Un ejemplo sería el de ese niño que se encuentra en el supermercado con alguno de sus progenitores y pide que le compren una chuchería.

¿En qué consiste la técnica de la tortuga?

A diferencia de las terapias conductuales tradicionales en las que el control de la conducta se logra con estímulos externos, en la técnica de la tortuga se utiliza el autocontrol para manejar la hiperactividad infantil. Esta técnica está pensada para los niños en edad preescolar y escolar, y su principal objetivo es lograr que el pequeño aprenda a regular sus propias conductas disruptivas. Además, se trata de una técnica muy sencilla que cualquier padre puede enseñarle a su hijo en casa.

 

Primer paso

Enseñar al niño a que responda ante una inminente conducta impulsiva o agresiva encogiéndose y metiendo la cabeza entre sus brazos, como si fuera una tortuga escondiéndose dentro de su caparazón. Esta posición no es casual sino que facilita la introspección, le permite al niño identificar las conductas inadecuadas y tomar distancia emocional para manejar la situación.

Segundo paso

Una vez que el niño haya aprendido a anticipar sus comportamientos disruptivos y sepa adoptar la postura de la tortuga, se le enseña a relajar los músculos. Este paso es muy importante porque la relajación es incompatible con la tensión muscular propia de una conducta impulsiva. Por tanto, a medida que el niño se relaja, la tensión, la ira y la frustración desaparecen.

Tercer paso

En este punto el niño debe pensar en las diferentes soluciones que le puede dar al problema. Debe pensar qué hará cuando salga de la posición de la tortuga. Por supuesto, también puedes ayudarle brindándole orientaciones o ideas.

Último paso

Cuando el niño se sienta más relajado y sepa cómo enfrentar la situación que dio pie a su enfado o frustración, entonces podrá abandonar la postura de la tortuga.

 

En un primer momento, tendrás que ir guiando al niño en cada uno de los pasos pero una vez que domine la técnica, podrá aplicarla solo. La idea es que adopte esta postura cada vez que sienta que va a explotar ya que alguna situación del medio le ha irritado.

3 beneficios de la técnica de la tortuga

  1. Facilita la expresión asertiva de las necesidades. Las conductas disruptivas de los niños hiperactivos suelen aparecer ante cualquier estímulo, lo cual se debe a que tienen problemas para controlar su impulsividad. En esos casos, la técnica de la tortuga les enseña aprender a tomar un tiempo antes de responder, para evaluar la situación, calmarse y encontrar la respuesta adecuada.
  2. Estimula el desarrollo del autocontrol y la autonomía. Esta técnica es particularmente útil para que el niño aprenda a responsabilizarse por su propio comportamiento pero también fomenta la independencia. A través de esta técnica el pequeño comprende que él es el principal encargado de controlar su conducta, lo cual también genera la sensación de madurez.
  3. Reduce los niveles de ansiedad y las respuestas fisiológicas de impulsividad. El segundo paso de la técnica de la tortuga, cuando el niño debe relajar sus músculos, genera una disminución de los signos fisiológicos propios de la ansiedad y la hiperactividad. De esta manera, el niño puede ejercer un mayor control sobre su comportamiento.

Síguenos también en…