Atención, Atención Temprana

Programa de intervención: “Masaje infantil SHANTALA y desarrollo psicomotor”

El Masaje Infantil, es una antigua tradición que en muchas culturas se transmite de madres a hijas. Es un arte que ayuda a establecer conexiones profundas entre el padre, la madre y su bebé.

A través de la estimulación táctil permite contactar de una forma intensa con el mundo corporal y emocional del bebé.

Las manos cálidas y amorosas de los progenitores generan una comunicación especial, por medio del lenguaje que va más allá de lo verbal y de lo físico; es un acto de amor.
Desde el nacimiento los bebés necesitan ser tocados, acariciados. El contacto con el cuerpo de la madre les ayuda a comenzar una nueva vida con seguridad y confianza.
El Masaje Infantil facilita el espacio y el tiempo para que se establezca un diálogo que beneficia tanto a quien lo recibe como a quien lo da.
Realizado con frecuencia, despierta el interés por el placer del tacto y la comunicación.

En los años 80 Vimala McClure, crea el programa Internacional de Masaje Infantil de IAIM, después de su experiencia positiva en un orfanato de la India, donde observó la importancia que allí se daba al masaje a los bebés.
Posiblemente Vimala no imaginó que años más tarde, su programa sería considerado una herramienta imprescindible de comunicación entre padres y bebés que se imparte actualmente en más de 50 países.

 

Un diálogo piel a piel

1. Tacto Nutritivo

La comunicación táctil que se establece durante el masaje permite a los padres y madres comprender las necesidades del bebé y descodificar mensajes expresados a través de su cuerpo, a través de la piel.

2.- Conexiones neuronales

Los dos sistemas fundamentales, el nervioso y el endocrino se ponen en acción para favorecer las conexiones y la maduración física y psíquica del bebé a través del tacto.

3.- Los sentidos

En el momento del masaje se estimulan todos los sentidos, -el tacto, la voz, la vista y el olfato -, elementos todos ellos imprescindibles para el establecimiento de vínculos seguros con sus progenitores.

4.- Íntimo y de calidad

El masaje brinda un momento íntimo de gran calidad entre los padres/madres y sus hijos, que favorece y consolida la relación familiar.

5.-Tónico muscular

La presión que se ejerce al dar el masaje genera un diálogo tónico muscular. El bebé reconoce a papá o mamá por el calor, el tacto, la diferente presión que ejercen sus manos sobre el cuerpo.

6.- Contacto temprano y único con el padre y la madre

El contacto temprano, respetuoso y único con ambos progenitores, ayuda a eliminar las inseguridades y miedos que suelen generarse en los primeros meses después del nacimiento. Diferentes investigaciones y estudios con rigor científico confirman que el masaje tiene un efecto positivo en el desarrollo saludable del bebé y revelan la necesidad del Tacto Nutritivo como parte fundamental en los primeros años de la vida.

Masaje infantil y desarrollo psicomotor

autoría: Chinchilla Gutiérrez, María

El objetivo es potenciar la salud y bienestar del niño o del recién nacido a través de una técnica que brinda comunica cariño y cuidado a quien la recibe.

Google.com
Google.com

Shantala es una técnica de masaje milenaria desarrollada en la India para los bebés y los niños. Los masajes son un pilar importante en muchos tratamientos pediátricos desde el Ayurveda.

El Shantala o Masaje Ayurvédico Infantil se utiliza en la India para todos los recién nacidos, con el objetivo de recibir con afecto al niño que nace, estrechar la relación madre/padre-hijo y ayudar en el desarrollo sensoriomotor del neonato. Todos los recién nacidos y sus padres se benefician con este masaje y especialmente, aquéllos que son prematuros o de bajo peso, ya que se ha demostrado que el masaje ayuda a la ganancia de peso. Por otro lado, el masaje se ha desarrollado también para la etapa infantil. Durante este período, el objetivo es corregir las afecciones que estén alterando la salud y el desarrollo general del niño. Pacientes con las siguientes afecciones se beneficiarían especialmente con una terapéutica de Shantala:

  • Déficit de Atención
  • Retraso del crecimiento
  • Patologías dermatológicas como atopía y psoriasis.
  • Patologías endócrinas como diabetes tipo I
  • Patologías neurológicas como parálisis cerebral, retardo mental, miopatías, etc.
  • Patologías articulares
  • Obesidad
  • También los niños con capacidades especiales que requieran estimulación pueden beneficiarse en gran manera de los masajes, dado que se ayuda a fortalecer el cuerpo, integrando las percepciones corporales con los sentimientos y emociones.

 

BENEFICIOS: 

El masaje es una técnica milenaria que permite brindar afecto y bienestar tanto a quien lo recibe como a quien lo da.

Se trata de una alternativa natural para aumentar el bienestar en niños sanos y restaurar la salud en niños con algún tipo de afección

En algunas condiciones, el Masaje Ayurvédico Infantil es útil como terapia coadyuvante en pacientes que están bajo tratamientos prolongados o agresivos, o en aquellos con patologías crónicas. Los beneficios más importantes son:

  • ayuda al desarrollo sensoriomotor y psicológico
  • aumenta el tono, la fuerza y la flexibilidad de los músculos y articulaciones
  • regula el metabolismo
  • permite obtener una mayor atención

El Masaje Ayurvédico Infantil se vale de recursos naturales para aumentar el estado de salud y vitalidad de quien lo recibe. Se utilizan aceites medicados con aceites esenciales o plantas medicinales especialmente seleccionados para la constitución del bebé o niño. En los casos de desnutrición y patologías neurológicas como espasticidad por parálisis cerebral, se utilizan preparados especiales con el objetivo de revitalizar los tejidos dañados. Los masajes siempre se realizan con un adulto (madre, padre o encargado) dentro de la sala, que acompañe al niño durante la sesión.

A continuación mencionaré algunos puntos importantes para dar el masaje, pero se puede adaptar siempre intentando seguir las recomendaciones:

  • Como el niño debe estar completamente desnudo, es primordial que el masaje se de en un lugar cálido y cómodo. Es importante que el bebe jamás experimente la sensación de frio.
  • Si es verano, el masaje, se puede dar el aire libre para después dejar al niño al sol, desnudo.
  • Es necesario entibiar el aceite previamente y tener en cuenta que se debe dejar de lado todo aceite mineral para usar únicamente aceite naturales.
  • Como dato interesante os comento que en la India, aplican aceite de mostaza en invierno y en verano el aceite de coco.
  • Siguiente aspecto importante a considerar es que el niño debe estar en ayunas. Con esto me refiero a que el masaje no se dará inmediatamente después de haber tomado la teta o el biberón.
  • Después del masaje seguirá el baño, que complementará el efecto de relajamiento profundo y librará a la piel del exceso de cuerpos grasos no absorbidos.
  • El masaje se dará por la mañana y puede repetirse por la tarde, antes del sueño.
  • Finalmente como punto esencial, la mujer debe estar sentada en el piso con las piernas extendidas, espalda bien derecha, hombros distendidos.
  • Dar el masaje sobre una mesa, con la mujer de pie o sentada en una silla, es perder el significado profundo y no beneficiará al peque.

Ahora te explicare los pasos a seguir y las posiciones:

Google.com
Google.com
  • Es importante que tengas el aceite tibio cerca de ti, lo puedes colocar en un recipiente pequeño.
  • Sobre tus piernas coloca una toalla y debajo de esta una tela impermeable. Es muy probable que la profunda distensión que proporciona el masaje y el bienestar que pronto experimentará el bebé provocará con frecuencia, que vacíe su vejiga.
  • No olvides hablar con tu bebé todo el tiempo que dure el masaje, pero no literalmente, con palabras. Tienes que aprender a comunicarte de otra manera, con los ojos y las manos.
  • Tienes que usar ropa cómoda y en cuanto te sientas preparada coloca el cuerpecito del bebé directamente sobre tus piernas.
  1. La mano: Ahora vas a masajear la manita con los pulgares yendo desde la base de la mano hacia los dedos. Después repetimos todo pero en el otro bracito y sobre el otro costado.
  2. Los brazos: Toma suavemente con la mano izquierda la mano de tu chiquitín para extenderle el bracito y con la mano derecha tomas su hombro. Así tus dedos índice y pulgar (los otros siguen en su posición natural) formarán un pequeño brazalete, que subirás lentamente por el brazo del niño, repitiéndolo en varias ocasiones.Por último tus manos van a trabajar juntas pero en sentido opuesto.
  3. El pecho: Coloca las manos sobre el pecho del niño y sepáralas, intentando de algún modo seguir la dirección de las costillas. Como si se quisiera alisar bien las páginas, de esta manera tus manos trabajan juntas; pero en dirección opuesta. Presta atención al fin del movimiento: la mano con su borde externo (la parte de la mano que sigue después del dedo meñique) llega a deslizarse sobre el cuello.
  4.  El vientre: Aquí tus manos trabajan una después de la otra. Partiendo desde la base del pecho, desde la doceava costilla. Trae las manos, una después de otra, hacia ti. Ahora tu mano izquierda toma los pies del bebé y mantienes sus piernas alargadas y verticales. Con el antebrazo, continuando el mismo movimiento de arriba abajo, continua masajeando el vientre.
  5.  Las piernas: Tendrás que hacer exactamente los mismo que con los brazos, es decir, formando pequeños brazaletes, se enganchan en el muslo y sube uno después del otro a lo largo del miembro hacia el pie del bebé. Después en sentido opuesto desde la base de la pierna, haciendo un movimiento de torsión, como si exprimieras.
  6.  Espalda: Este paso se divide en tres tiempos. En el primero lo colocas boca abajo, sobre el vientre. Coloca las manos sobre la espalda del niño a la altura de los hombros y tus manos trabajan planas. Se desplazan, con lentitud, una después de la otra cruzándose (transversalmente). De modo que, habiendo salido de la región de los omóplatos, te encontrarás masajeando sucesivamente la base de la espalda, los riñones y después las nalguitas. Y de la misma manera tu manos suben en sentido opuesto.

En el segundo tiempo solamente trabaja tu mano izquierda, que tiene que recorrer la espalda descendiendo desde la nuca hasta las nalgas, como una ola. Es importante aclarar que no es una caricia, se tiene que aplicar fuerza y hacerlo con extrema lentitud. La mano derecha tiene que detener el culito reteniéndolo firmemente.Por último, en el tercer tiempo hacemos lo mismo que en el pasado pero tu mano izquierda continua recorriendo de manera que llegues hasta los talones, después subes y vuelves a bajar completamente. La mano derecha sostiene las piernas.

7. La cara:

A)Comienza por masajear la frente, partiendo del medio y desplazando hacia los costados, bordeando la parte superior de las cejas; después vuelve al medio y regresa al inicio.

B)La base de la nariz: Tus pulgares trepan desde la base de la nariz del niño, a uno y otro lado. Después bajan y vuelven a subir.

C) Las comisuras de la nariz: Aplica los pulgares sobre los ojos cerrados de tu bebé, la presión tiene que ser muy ligera y si los ojos están abiertos ciérralos suavemente con los pulgares. Partiendo desde ese punto tus pulgares descienden, dirigiéndose hacia las comisuras (puntos de unión, labios) de la boca.

   8. Los dos brazos: Toma las dos manos del niño y haz que los brazos se crucen sobre el pecho, después los vuelves a abrir y luego los cierras. Los abres, los cierras…

   9. Un brazo, una pierna: Toma un pie del bebé y la mano del costado opuesto, haciendo que el brazo y la pierna se crucen. Esto quiere decir que el pie del bebé llega a tocar el hombro opuesto, mientras que la mano toca la nalga del otro costado. Intenta repetirlo de 2 a 3 veces por lado.

  10. Padmasana: Esta posición es conocida como el loto. Toma los dos pies del bebé y haz que ambas piernecitas se crucen, llevándolas hacia el vientre. Después a la inversa, “abre”, extendiendo y separando las piernas llevándolas hacia el vientre. Intenta repetir este último ejercicio 3 veces.

  • Al hacer que los brazos se crucen sobre el pecho, logras que el bebé libere toda la tensión que pueda tener en la espalda.
  • Al cruzar un brazo con una pierna haciendo que de cierta forma se enfrenten un hombro y la cadera opuesta, haces que la columna vertebral se incline y tuerza sobre su eje lo que libera tensión.
  • Al hacer que las piernas se crucen en el vientre en Padmasan, provocas la apertura y el relajamiento de las articulaciones de la pelvis.

Terminando el masaje es el momento perfecto para el baño. No se trata de limpieza, sino de aumentar el bienestar de completa liberación. Dejarlo flotar, debes sostenerlo ligeramente de manera que nada de ti se interponga entre el bebé y el agua.

 

 

Síguenos también en…

Acerca de orientacionandujar

Orientación Andújar no es solo un blog, es la apuesta personal de dos profesores Ginés y Maribel, que además de ser pareja, son los encargados de los contenidos que encontramos dentro del blog y en el cual, vuelcan la mayor parte del tiempo, que sus tareas como docentes, y voluntarios en sus meses de verano les permite.