padres y madres

CONSEJOS ÚTILES PARA QUE TU HIJO EMPIECE RECUPERAR LA RUTINA TRAS LAS NAVIDADES

 

Hoy compartimos este interesante artículo de NURIA GARCÍA creadora de la página http://www.ayudartepsicologia.com/ en la que comparte interesantes materiales y artículos que nos vendrán genial para casa y para el cole.

SIGUE SU PÁGINA DE FACE

Captura de pantalla 2016-05-17 a las 21.28.06

¿Ha comenzado la rutina en el cole y crees que viene peor que cuando empezaron las vacaciones de navidad? ¿Te gustaría dejar de sobrevivir en tu día a día y que tu hijo progresara? Entonces este es el post que necesitas leer para lograr cada una de los objetivos que te marques este año nuevo.

Rutina, rutina y más rutina. Esta semana es la palabra más repetida en webs, artículos y whatsapps. Para la mayoría es un alivio que comience y para otros es una fuente de los mismos problemas que te agobian año tras año. Por eso, cada vez que empieza un nuevo año nos proponemos cambiar todas las cosas que no nos gustan y justamente por eso, la motivación solo nos dura una semana.

Hay tantas cosas que nos gustaría cambiar y tan poco el tiempo que tenemos… Que al final decidimos dejar todo aparcado. Así que vamos a renovar esa motivación antes de que decaiga con tres infalibles consejos:

  1. Adáptate poco a poco a la rutina.
    Desde que la semana empezó, parece que la rutina debería haber instaurado en tu casa de forma inmediata. Sin embargo, ni tu puedes cambiar el chip ni tu hijo tampoco. Después de reyes ha tenido 3 días para jugar con sus regalos, pero es normal que quiera seguir disfrutando de ellos y que no sea tan disciplinado como cuando empezaron las navidades. Así que aunque la disciplina sea la misma ¿por qué no aprovechar que tiene menos carga de trabajo para aumentar el tiempo de juego? Siempre tendrás tiempo de ir disminuyéndolo a lo largo de la semana, pero no se lo quites de golpe. Conozco muchos padres que si ven que no tienen mucho que estudiar, le ponen ellos tarea extra en forma de cuadernillo (reutilizan los del verano). En vez de eso, refuerza de manera divertida aquello que le costó el trimestre anterior. Por ejemplo, utiliza juegos que conoces como el ahorcado o el tabú para ampliar el vocabulario.

  • Haz que tus propósitos se cumplan. Eres más consciente de los errores del año pasado, así que vete modificándolos uno a uno y no todos de golpe. Parece algo evidente pero cuando los padres llegan al estudio siempre traen una larga lista de deseos par cambiar y siempre les digo que las cosas a fuego lento se cocinan mejor. Así que  deja de tener pensamientos negativos sobre que es tarde o que le arruinarás el curso y actúa. Para ello por en práctica mi regla del 3 creciente.

Haz una lista de todas las cosas que te gustaría cambiar y ahora escoge solo tres de ellas:

  • La primera debe ser una que sepas que puede conseguir porque a veces lo ha hecho con anterioridad, aunque no se ha convertido en rutina. Por ejemplo, hacer los deberes él solo o comer de forma autónoma.

 

  • La segunda es una tarea que la sabe hacer aunque le cueste. Por ejemplo, hacer los trabajos que le mandan en clase sin estar pendiente de ello o lavarse los dientes sin ayuda.

 

  • La última es un reto más complejo y es que sea algo que te gustaría lograr aunque ves que es difícil.  Por ejemplo, estudiar solo y tú solo acompañándolo en el estudio u ordenar su cuarto.

Aprovecha ese parón para introducir esos tres cambios y ten un margen de 2 semanas para ver cuales de ellos has logrado. Recuerda que una rutina no se consolida hasta pasados 3 o 4 semanas. 

  1. Organiza el tiempo desde ahora mismo. La mayoría de los niños que vienen al

     estudio no saben cómo organizarse, por eso, cada trimestre escolar empieza de la misma forma: analizando fallos y planificando el mes. Aunque puede parecer repetitivo, es importante volver a ubicarse en dónde estamos y hacia dónde queremos ir. Lleva unos 20 minutos como mucho, pero permite que tu hijo se centre. Si ya lo hizo contigo el anterior trimestre lo mejor es que vuelva a revisar el horario pero esta vez él solo. Por regla general, el segundo trimestre es más difícil que el anterior y la estrategia debe cambiar, sobre todo si ha habido algún suspenso o alguna asignatura que no haya conseguido la nota que esperaba.

 

Si sigues los consejos que te hemos dado hoy seguro que  te va a sorprender lo rápido que tu hijo se adapta a la rutina. Es importante que te mantengas firme y empieces desde el principio a enseñarle tú durante estos días (aunque parezca evidente) hasta que él adquiera esas habilidades. Nada de hacérselo y que él observe de forma pasiva.

A veces, no somos conscientes de que si la única tarea que tiene al día es estudiar y encima recibe una  ayuda extra por tu parte para que estudie solo conseguimos que se sienta un inútil. Está capacitado para estudiar y tener responsabilidades en casa como ordenar su cuarto. Para conseguir que esos propósitos se cumplan debes de dejar de infravalorarle o dar por hecho que no sabrá.

Y tú, ¿cómo consigues volver a la rutina? ¿es de los que no les cuesta o tardan en adaptarse? Me encantará conocer tu opinión. ¡Déjame tus comentarios más abajo!

Síguenos también en…

Acerca de orientacionandujar

Orientación Andújar no es solo un blog, es la apuesta personal de dos profesores Ginés y Maribel, que además de ser pareja, son los encargados de los contenidos que encontramos dentro del blog y en el cual, vuelcan la mayor parte del tiempo, que sus tareas como docentes, y voluntarios en sus meses de verano les permite.

2 Comments

  1. ZORAIDA ANGELA ARIAS BENCOMO

    Buenos días: Estas sugerencias me parecen muy practicas y sencillas. Las pondré en practica
    Gracias

Trackbacks / Pings