Coaching nutricional

INFOGRAFÍA: CONSEJOS PARA PREVENIR OBESIDAD INFANTIL

La obesidad infantil es uno de los grandes males de la población en la actualidad. Es uno de los temas relacionados con la alimentación que más preocupa a los padres pues puede desencadenar graves problemas para la salud de los niños, tanto físicos como psicológicos. Desde enfermedades cardiovasculares o diabetes a trastornos en su desarrollo psicológico son algunas de las consecuencias de padecer un peso descontrolado.

MATRICULATE EN NUESTRO CURSO NUTRICIÓN INFANTIL PARA PADRES Y DOCENTES

¿POR QUÉ REALIZAR ESTE CURSO?

Enseñar a comer de forma adecuada se ha convertido en una necesidad para educadores y padres de las nuevas generaciones. La obesidad y otros trastornos de alimentación afectan a nuestros niños y adolescentes de forma alarmante. En este curso práctico aprenderás sobre alimentación y nutrición infantil y sobre todo las herramientas adecuadas para fomentar hábitos saludables tanto en casa como en el colegio.

AQUÍ TODA LA INFORMACIÓN

 

8 consejos para prevenir la obesidad infantil

Es muy importante comenzar a combatir el sobrepeso desde el nacimiento inculcando hábitos de vida saludables en los niños desde que son muy pequeños. Siguiendo algunas pautas de conducta podemos evitar la obesidad de infantil en nuestros hijos.
• La bebida de elección para calmar la sed debe ser el agua. El consumo habitual de zumos y refrescos está desaconsejado.
• Escoger leche y productos lácteos bajos en grasa o desnatados
• Tener en el hogar una variedad de hortalizas, frutas y cereales integrales (pan integral, pasta integral, arroz integral, etc).
• Retirar de la vista del niño las tentaciones ricas en calorías (lo mejor es no tenerlas en el hogar). Se debe limitar el consumo de azúcar y bollería
• Restringir a no más de 2 horas diarias el tiempo que los niños dedican a ver televisión, jugar a videojuegos o a navegar por Internet (los menores de 2 años de edad no deberían ver la televisión). Un estudio aparecido en abril de 2013 en BMJ Open señala que los hijos de padres que ven mucha televisión suelen repetir su (mal) ejemplo.
• Servir raciones adecuadas para la edad del niño. Un estudio reciente ha observado que el tamaño de la vajilla influye, como en el adulto, en el volumen de comida ingerido por el menor.
• Fomentar la actividad física, sin olvidar que los niños imitan a los adultos: si los padres hacen deporte, los hijos también lo harán. Para prevenir la obesidad, el mínimo de tiempo diario que deberían dedicar los niños a realizar actividades de intensidad de moderada a vigorosa asciende a 60 minutos. Una revisión acaba de comprobar que el sedentarismo en la adolescencia es la norma.
• Predicar con el ejemplo: es necesario cambiar nuestros propios hábitos para tener hijos más sanos. Si los niños nos ven inactivos y alimentándonos de forma incorrecta no estamos dando un buen modelo en el que reflejarse. De nada sirve el “haz lo que yo digo pero no lo que yo hago”. Debemos dar un buen ejemplo y seguro que nos beneficiaremos todos. Hacer ejercicio en familia es algo muy aconsejable que además contribuye a la unión familiar.

Síguenos también en…

Acerca de orientacionandujar

Orientación Andújar no es solo un blog, es la apuesta personal de dos profesores Ginés y Maribel, que además de ser pareja, son los encargados de los contenidos que encontramos dentro del blog y en el cual, vuelcan la mayor parte del tiempo, que sus tareas como docentes, y voluntarios en sus meses de verano les permite.

Comentarios Cerrados

Los comentarios están cerrados. No podrás dejar un comentario en esta entrada.