mapas mentales, Nuevas Metodologías

Reglas de construcción de un mapa mental

Si quieres desatar tu creatividad y actuar con más seguridad, si quieres tener una visión global para tomar decisiones, pudiendo argumentar y comunicar de forma clara. Si necesitas gestionar mucha información e identificar lo esencial.  No hay nada mejor como los mapas mentales.
Un mapa mental podría definirse como una herramienta gráfica que nos da acceso al infinito potencial de nuestra mente. La clave de su eficacia radica en que funciona de
forma análoga a nuestra mente: utilizando imágenes y asociaciones. Podemos decir que emula una función natural del cerebro: el pensamiento irradiante.
De la misma forma que la mente funciona describiendo círculos en torno a una idea central, cuando creamos un mapa mental, colocamos en el centro de una hoja de papel la idea principal sobre la que queremos trabajar. A partir de esa idea van surgiendo, o irradiándose, otros temas, conceptos o ideas secundarias que van situándose  alrededor de la idea principal añadiendo nueva  información, desarrollándola y generando ideas
nuevas.

Papel :

Un hoja en blanco en sentido horizontal.

Corazón del mapa :

Por defecto tiene forma de nube, una forma ligera y flexible. Se sitúa en el centro de la hoja. Conviene darle importancia ya que es nuestro objetivo y que impulsa el contenido del mapa :

  • Tamaño : 5x5cm (para din A4)
  • Dibujar una imagen para clarificar el objetivo
  • Utilizar una metáfora
  • Un título afirmativo
  • Utilizar colores

El corazón del mapa también puede quedarse vacío temporalmente ya que a veces, necesitamos avanzar (ramificar) para descubrir adónde queríamos llegar (nuestro objetivo). En este caso, dejaremos la nube vacía al inicio.

Ramas:

Son orgánicas, se inspiran de las formas de la naturaleza, son horizontales o curbas (no verticales para poder leer fácilmente). Su repartición alrededor del corazón del mapa tiene que ser armoniosa. Para optimizar el espacio de la hoja, el largo de las ramas está ajustado a las palabras.

Palabras :

Hay una sóla por rama. Son palabras-clave. Tienen que ser legibles y escritas sobre las ramas. Si queremos apuntar una frase, podemos ubicarla en una forma como un bocadillo o una pancarta.

Imágenes :

Son pictogramas sencillos y evocadores, no son una ilustración. Son una interfaz gráfica que permite acceder rapidamente a la información. Pueden referirse a cosas o conceptos. Pueden ser metafóricos.

Colores:

Su uso es libre…
Sin embargo los colores deben ayudar a leer y comprender el mapa. Pueden diferenciar a información (un color por rama), homogeneizarla (un color por nivel jerárquico), y crear vínculos (un color por tipo de información o un color para delimitar una zona en el mapa).

Material :

Hay que estar a gusto con nuestro material. Tener rotuladores, lápices de buena calidad, comprar un cuaderno de hojas blancas nos anima a realizar mapas y nos pone cómodos a la hora de reflexionar.

MAPA MENTAL DE UN MAPA MENTAL

fuente: https://www.mc-maps.com/

documentos de interés

los-mapas-mentales-en-pocas-palabras

curso básico de mapas mentales

Síguenos también en…

Acerca de orientacionandujar

Orientación Andújar no es solo un blog, es la apuesta personal de dos profesores Ginés y Maribel, que además de ser pareja, son los encargados de los contenidos que encontramos dentro del blog y en el cual, vuelcan la mayor parte del tiempo, que sus tareas como docentes, y voluntarios en sus meses de verano les permite.

3 Comments

  1. Ana Cristina

    Excelete, me encanta todo su trabajo, aunque en muchas ocaciones me limito por no tener acceso a materias que me permitan desarrollar algunas de las actividades, a veces me ocurre que no me queda tan claro el como llevarlas al aula.

Trackbacks / Pings