Guias y registros, modificación de conducta, necesidades educativas especiales, Para maestros y profesores

Modificar las conductas, billetes de conducta imprimibles para realizar Economía de fichas

Los programas de “economía de puntos” ayudan a modificar las conductas de los alumnos, encaminando estas en la dirección correcta mediante la entrega de puntos al niño por sus logros (que luego podrá cambiar por recompensas).
  El programa de economía de fichas, sería un programa de refuerzo positivo, ya que se adquiere un premio deseable mediante las conductas positivas. Para ello lo ideal es plantear una serie de conductas por las que el alumno o el niño recibiría recompensa en puntos (terminar la tarea, hacer la cama, terminar el desayuno…). Lo mejor de este programa es que se puede aplicar a todo el grupo de alumnos o a varios hijos.

ESTATE AL DÍA DE TODOS NUESTROS MATERIALES

SUSCRIBETE

ES

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

ECONOMÍA DE FICHAS

CARITAS PARA TRABAJAR

  Este sistema de reforzar y recompensar las conductas positivas tienen un afianzamiento a largo plazo más duraderas que el castigo (el castigo puede resultar más eficaz a corto plazo, pero funciona mediante el miedo). Por ello lo ideal es utilizar siempre los refuerzos, ya que nuestro objetivo real es que cree conductas positivas y adaptadas.
Posteriormente, se le permitirá cambiar los puntos obtenidos (y que vaya acumulando) en una tabla que deberemos crear con distintas recompensas en función de las preferencias del niño. Podemos utilizar una gran variedad de reforzadores: caramelos, pegatinas, salir 5 minutos antes al recreo, estar de ayudante en la clase, repetir postre, ir al cine, darle un muñeco nuevo, y un largo etcétera. Lo más importante de este sistema es que lo más deseado por el niño sea el premio más “caro” en puntos, es importante que pongamos pequeñas recompensar que se puedan cambiar por una cantidad asequible de puntos para que el alumno pueda recibir recompensas más inmediatas si lo deseara. El alumno tendrá la responsabilidad de administrarse los puntos como quiera e intercambiarlos cuando considere oportuno, por lo que requiere de compromiso por parte del que aplique el programa.
  A la hora de comenzar a aplicar este programa, deberemos dar más recompensas (si atiende 5 minutos, si está sentado en la clase 5 minutos seguidos, si termina un ejercicio, etc.) para poco a poco ir ampliando en tiempo las conductas que deseamos (10 minutos >15 minutos > 20 minutos…). Debemos recordar siempre que la atención constante es limitada y que ni siquiera nosotros mismos podemos mantener la atención durante demasiado tiempo. De esta forma irá adaptándose a unas conductas menos disruptivas y más positivas. Si empezamos directamente por una conducta fija a cumplir como “hacer la tarea” puede resultar negativo para el niño, ya que si no consigue acabarla, le estaremos castigando sin la recompensa positiva, cayendo en el uso del castigo negativo.
billetes-de-conducta1billetes-de-conducta2billetes-de-conducta3billetes-de-conducta4billetes-de-conducta5billetes-de-conducta6billetes-de-conducta7billetes-de-conducta8billetes-de-conducta9billetes-de-conducta10

DESCARGA EL PDF

MUCHOS MAS RECURSOS EN NUESTRO FACE

facebook

 

TE PUEDE INTERESAR

Síguenos también en…