Sin categoría

La revolución de un puñado de colores CUBO DE RUBIK

Os presentamos este interesante artículo gracias a nuestros amigos de ludokubo de como emplear el cubo de rubik y algunas de sus variadades dentro de nuestras aulas.

la revolución de un puñado de colores 

Si hay un juguete conocido en todos los países del mundo, más allá de culturas y tradiciones, ese es el cubo de rubik. Pero, ¿qué tiene de especial ese hexaedro de colores para ser el juguete más vendido de todos los tiempos?. Quédate con nosotros en este artículo y verás por qué esta creación se ha convertido en un juguete icónico que ha sobrevivido a todas las modas.

Corría el año 1.974 cuando un profesor de arquitectura llamado Erno Rubik desarrollaba un rompecabezas 3D con la intención de explicar a sus alumnos la tridimensionalidad de los objetos. Sin darse cuenta, Erno acababa de hacerse un hueco en la historia y en el corazón de muchos aficionados que, años después, aún celebran su acertada creación.

Es difícil encontrar a alguien que no haya tenido uno de éstos en sus manos aunque, si hablamos de cuántos de ellos saben resolverlo, las estadísticas caen drásticamente; se estima que sólo el 5% de las personas que lo intentan acaban completándolo. Eso es porque resolver el cubo de rubik sin ningún tipo de ayuda o instrucción no es tarea fácil. Las matemáticas así lo confirman, ya que existen más de 43 trillones de combinaciones posibles para el cubo.

Cuáles son las ventajas de jugar al cubo de Rubik para los niños

Jugar al cubo de Rubik para los niños no solo es un pasatiempo. Jugar con él significa utilizar un sistema de resolución de problemas que hace que el niño aprenda a analizar las distintas situaciones posibles que se pueden dar sin saberlo. Por tanto, se puede decir que el cubo ejercita el cerebro de una manera lúdica.

Este rompecabezas tiene múltiples beneficios para la salud mental de los niños. De hecho, jugar al Cubo ofrece ventajas similares a las que ofrece jugar al ajedrez.

Entre las ventajas que brinda jugar con este rompecabezas encontramos:

– Mejora la capacidad viso espacial. Resolver el cubo implica el poder detectar similitudes y diferencias entre las partes de un todo, favoreciendo la comprensión del mismo.

– Ejercita la atención y la concentración. Es un elemento básico para poder jugar con el rompecabezas. Se necesita atención para enfocar en un primer momento y luego poder mantenerla por mayor tiempo.

– Paciencia. A medida que se juega al cubo se puede ir ejercitando la perseverancia y la capacidad de espera.

– Desarrolla la memoria. Es necesario estar concentrado y saber los movimientos que se han ido dando para llegar al punto en que se está y en caso de error, poder volver atrás y coger otra vía.

– Promueve la creatividad. Existe una necesidad de ir encontrado e intentando ir por diferentes caminos para resolver la tarea y para ello el niño tiene la necesidad de usar sus propias habilidades y superarse a sí mismo

El Cubo de Rubik en las aulas como elemento potenciador de la inteligencia espacial y lógico-matemática.

Algunos datos fascinantes sobre el cubo 3×3 

  • El récord del mundo de velocidad hace ya tiempo que se ha instalado por debajo de los 5 segundos. Actualmente lo tiene Yusheng Du, quien ha sido capaz de resolverlo en 3,47 segundos (aunque quién sabe si esta marca puede ser pulverizada en el siguiente campeonato).
  • Cualquier cubo puede resolverse en un máximo de 20 movimientos. Así de rotundo, sea cual sea su estado y teniendo en cuenta la mareante cifra de 43.252.003.274.489.856.000 posibles combinaciones, ¡podrás resolverlo en un máximo de 20 movimientos!. A este dato se le conoce en el mundo cubero como el número de Dios.
  • La revista Time publicó en 2.014 una lista con los 10 artículos más vendidos de todos los tiempos y sí, ahí estaba nuestro rompecabezas tridimensional. Para entonces ya se habían vendido más de 350 millones de unidades, cifra que debe haber aumentado considerablemente en los últimos 5 años teniendo en cuenta el creciente fervor que ha experimentado en todo el planeta.
  • La forma más rápida de resolver el cubo se denomina método Fridrich. Su creadora, Jessica Fridrich, estableció diferentes patrones de movimientos organizados que conseguirían reducir significativamente el número de movimientos necesario para resolverlo. Este método es la clave del speedcube actual y resulta lógico pensar que para ejecutarlo tienes que memorizar una gran cantidad de algoritmos.

El cubo de rubik en el aula

Después de más de cuatro décadas desde su creación, la pasión por este rompecabezas no hace más que crecer.

Los colegios organizan talleres y actividades extraescolares con él, poniendo en valor no sólo su vertiente lúdica, sino apostando también por el importante componente educativo que puede ofrecernos. Entre los muchos beneficios que el cubo puede aportar a los niños podemos destacar:

  • Mejorar la coordinación ojo-mano y la capacidad visoespacial. Desde el momento en que el niño es capaz de analizar el estado o la posición en que se encuentra una pieza del cubo y cómo lo resuelve, estará siendo capaz de encontrar similitudes y diferencias en otras posiciones y en base a eso trazar estrategias. Esto es algo propio de los rompecabezas en general, pero que en el caso del cubo 3×3 ayuda además a comprender la tridimensionalidad de los objetos.
  • Activar la memoria. Para llegar a resolver el cubo te hará falta cierta información que tu cerebro habrá ido almacenando previamente. Necesitarás recordar cuáles han sido las estrategias de resolución empleadas ante ciertas dificultades, la posición y colores de algunas piezas e incluso algún que otro algoritmo de movimientos secuenciales que te ayudará a completarlo.
  • Fomentar la paciencia y trabajar contra la frustración. ¿Quién ha dicho que resolver nuestro hexaedro de colores vaya a ser fácil?. En este sentido, es fundamental establecer unos objetivos escalonados y proporcionados con la edad y capacidad de cada alumno. Resolver una primera capa puede ser ya un mérito digno de celebración. No obstante, también es importante que el alumno comprenda que un movimiento erróneo puede deshacernos todo lo que habíamos progresado, y es entonces cuando hay que seguir intentándolo y nunca tirar la toalla.
  • Ejercitar la atención y la concentración. Para resolver cualquier rompecabezas es fundamental trabajar sobre la misma actividad durante un periodo relativamente largo de tiempo, lo que nos ayudará a mejorar la capacidad de concentración del niño. Por razones obvias, resulta más fácil mantenerse concentrado cuando la tarea en cuestión está resultando divertida, por lo que los juegos y los rompecabezas son una herramienta muy poderosa para trabajar la atención.
  • Mejorar la autoestima y la capacidad de trabajar por un objetivo. Esta es la parte que más nos gusta de las muchas cosas que podemos trabajar con el cubo de rubik en el aula. Observar y estructurar la información, desarrollar estrategias y que funcionen, trabajar duro para resolver un problema… ¿no son éstos motivos más que suficientes para sentirnos muy orgullosos del trabajo realizado?.

Todo el proceso que hay detrás de enseñar a resolver el cubo de rubik es una oportunidad maravillosa para trabajar muchos aspectos educativos que pueden resultar fundamentales en el crecimiento del niño.

¿Qué hay más allá del 3×3?

Cualquier buen cubero que se precie de serlo suele contar con una amplia colección que incluye al menos algunas de las piezas más representativas como son:

Pyraminx:

El pyraminx es un cubo realmente llamativo que enamora a todos por su bonita forma piramidal (entiéndase que en el mundo cubero se llama «cubos» a estos rompecabezas a pesar de no tener forma cúbica). Su dificultad es más bien baja (en comparación con otros cubos) debido a que el número de combinaciones posibles es menor a la de un cubo 3×3. El pyraminx es muy aconsejable para que los pequeños tengan su primer contacto con el mundo de los cubos, ya que es muy intuitivo y con movimientos repetitivos.

Skewb

El skewb es un cubo que resulta desconcertante cuando tienes tu primer contacto con él.  Aunque es cúbico, sus movimientos no tienen nada que ver con el 3×3. De hecho, en cuanto a sus movimientos se parece más al pyraminx ya que gira en torno a su vértices. El skewb no es complicado de resolver y para ello puedes ayudarte de un algoritmo bastante simple. Eso lo convierte en una muy buena opción para introducir a los niños en este apasionante hobby.

Cubo mirror

El clásico 3×3 tiene un sinfín de modificaciones y el cubo mirror es una de las más populares. ¿Te imaginas resolver un cubo en el que no hay pegatinas de distintos colores para ayudarte y además se deforma por el diferente tamaño de sus piezas?. Pues eso es el mirror, una desafiante vuelta de tuerca para aquellos que ya saben resolver el 3×3 y quieren ir un paso más allá.

En la actualidad muchas asociaciones locales velan por el buen estado de salud de este juguete icónico organizando talleres de iniciación y campeonatos. Estos eventos son un fantástico punto de encuentro en el que los aficionados pueden compartir sus conocimientos, sus logros, relacionarse con otras personas que comparten su pasión o conocer nuevos modelos que salen al mercado. De esta forma se va creando un interés y una devoción por el cubo que hace que, más de cuarenta años después, esté viviendo su mejor momento.

Síguenos también en…

Acerca de orientacionandujar

Orientación Andújar no es solo un blog, es la apuesta personal de dos profesores Ginés y Maribel, que además de ser pareja, son los encargados de los contenidos que encontramos dentro del blog y en el cual, vuelcan la mayor parte del tiempo, que sus tareas como docentes, y voluntarios en sus meses de verano les permite.

Comentarios Cerrados

Los comentarios están cerrados. No podrás dejar un comentario en esta entrada.