NEAE, Nuevas Metodologías, Para maestros y profesores, Sin categoría

5 pautas para aplicar la educación inclusiva en el aula

La educación inclusiva constituye uno de los retos más importantes a los que se enfrenta el sistema educativo actualmente. Si hay algo bueno en el incesante cambio de la legislación educativa española, es la proyección y la capacidad de afinar a la hora de delimitar los objetivos de inclusión, que cada día son más y cada vez más certeros.

En nuestro país, los reales decretos de educación de cada una de las comunidades autónomas, incluyen los pasos a seguir para llegar a la educación inclusiva entre sus objetivos principales. Estos objetivos son los siguientes:

  1. Fomentar la igualdad efectiva tanto de derechos como oportunidades entre hombres y mujeres.
  2. Analizar y valorar críticamente las desigualdades y discriminaciones existentes, y en particular la violencia contra la mujer.
  3. Impulsar la igualdad real y la no discriminación de las personas por cualquier condición o circunstancia personal o social, con atención especial a las personas con discapacidad.

Aunque a priori presentan un planteamiento claro, su consecución, no obstante, está ligada estrechamente al trabajo personal de cada docente, por lo que el verdadero reto a la hora de hablar de educación inclusiva en el aula está relacionado, en un primer momento, con la formación y las capacidades que este posea para orientar a los alumnos y trabajar sobre estos objetivos.

Es precisamente este papel fundamental que debe ocupar y ocupa la inclusión educativa en las aulas, la que ha hecho que la demanda de formación específica y actualizada se convierta en una de las prioridades de los docentes recién graduados e incluso de aquellos que ya poseen experiencia. Opciones formativas como cursos dedicados a las Necesidades Específicas de Apoyo Educativo o el Máster de Educación Inclusiva y Atención a la Diversidad poseen muy buena acogida y se encuentran entre los considerados más prácticos en cuanto a su capacidad para ser poder trasladados realmente a las aulas.

Estos cursos recogen los 5 pilares de la inclusión educativa, que deben ser:

  1. El trabajo en equipo: frente a lo que pueda parecer, es importante que los alumnos sean conscientes de sus propias capacidades y limitaciones a la hora de aprender. Sus características los hacen únicos y esto es algo que se descubre a través del trabajo en equipo, donde labores complementarias son realizadas con la misma posibilidad de éxito para cada uno de los integrantes a los que les han sido asignadas. Inclusión significa algo más que integración y el trabajo en equipo es la mejor prueba de ello.
  2. Cuidar las expectativas del docente y del conjunto del alumnado: la percepción que el docente tiene de sus alumnos y la percepción que ellos mismos tienen de sus compañeros influye positiva o negativamente en los logros de los estudiantes. Este fenómeno es conocido como efecto Pigmalión y, dentro de la educación inclusiva, su reconocimiento es el que ha permitido vincular unas mejores expectativas de los docentes sobre la actuación de sus alumnos frente a las barreras para el aprendizaje con unos mejores resultados.
  3. Autoevaluación y coevaluación: es importante que tanto los docentes como el alumnado evalúen su trabajo y el de los demás con el fin de fomentar el espíritu crítico y diseñar propuestas para mejorar en el plano de la inclusión educativa.
  4. Diálogo: este camino hasta la inclusión educativa total no es perfecto. Las diferencias en el aula son patentes y siempre que existan desavenencias como consecuencia de ellas el docente debe fomentar el diálogo entre las partes implicadas.
  5. Actividades específicas de inclusión: está demostrado que el trabajo conjunto de personal educativo, administrativo y de las familias del centro ha influido positivamente en el trabajo sobre las cuestiones relacionadas con la inclusión. Un buen ejemplo de ello son las Comunidades de Aprendizaje, que tanto se están popularizando recientemente en nuestro país.

También te puede interesar:

Acerca de orientacionandujar

Orientación Andújar no es solo un blog, es la apuesta personal de dos profesores Ginés y Maribel, que además de ser pareja, son los encargados de los contenidos que encontramos dentro del blog y en el cual, vuelcan la mayor parte del tiempo, que sus tareas como docentes, y voluntarios en sus meses de verano les permite.

Comentarios Cerrados

Los comentarios están cerrados. No podrás dejar un comentario en esta entrada.