Educación Infantil, Educación Primaria, Educación Primaria, Para maestros y profesores, PRIMARIA

Mindfulness para niños en la educación infantil

El Mindfulness se basa en una forma, pensamiento o actitud ante la vida centrada en el momento presente. Vivir el presente, aceptándole tal y como viene sin emitir juicio alguno sobre él.

Algunos lo asemejan a una técnica meditativa, centrarse en el ahora para potenciar todas nuestras habilidades cognitivas, tanto a nivel consciente como inconsciente.

Esta técnica mindulness fue desarrollada por el doctor Jon Kabat-Zinn, que la utilizaba para reducir el nivel de estrés de sus pacientes crónicos en el Hospital de la Universidad de Massachusetts en Estados Unidos, tal fue su éxito que ha llegado hasta nuestro días como una de las formas de entender nuestro día a día.

El Mindfulness se puede aplicar a los niños, tanto en su quehacer diario en la escuela o aula como en las distintas situaciones a las que se tiene que enfrentar diariamente.

Una de las ventajas que suelen tener esta técnica entre los niños y adolescentes es que mejora su concentración lo que permite mejorar su capacidad de aprendizaje, por eso muchos profesionales de la enseñanza: profesores, maestros, orientadores, pedagogos… tienen a su disposición cursos para educadores infantiles en estas áreas.

Estos cursos de mindfulness para educadores, que se combinan con formación en logopedia infantil, requieren que se implanten de forma paulatina en las aulas, ya que si se hace demasiado deprisa puede ser contraproducente para los pequeños.

De ahí que la formación para educadores en mindfulness se haga de forma escalonada y con un itinerario programado para que sea todo un éxito.

Generalmente se instruye a los formadores para que enseñen, a través de juegos, técnicas de respiración que permita a los niños y adolescentes relajarse y concentrarse en el momento presente, ignorando las posibles distracciones del entorno.

Estas acciones bonificadas se centra en que los educadores sepan crear los ambientes idóneos para que se pueda llevar a cabo las actividades de mindfulness dentro de las aulas, además se dan pautas para establecer y crear material pedagógico que los chavales puedan utilizar a la hora de aprender esta técnica, de forma sostenida durante el año escolar.

Las actividades que suelen realizar los niños para su educación en el mindfulness suelen ser ejercicios de meditación basados en la cadencia de la respiración que les permita reflexionar sobre cualquier aspecto que les llame la atención: animales, amigos, sonidos, juegos…

También se suelen realizar actividades físicas, algunas en espacio abierto, ya que el movimiento es una forma muy buena de interiorizar el mindfulness, además de tener un efecto relajante en los más pequeños, sobre todo en aquellos que tienen hiperactividad. Se puede combinar con algunos ejercicios sencillos de estiramiento y movilidad que hacen que los niños vean esta técnica como algo natural.

El mindfulness se suelen trabajar con experiencias sensoriales o tactiles, ya que por regla general tiene un efecto calmante sobre todo a temprana edades. Se trabajan aspectos táctiles con elementos rugosos o moldeables que los jóvenes pueden tocar, manipular y jugar con ellos, en definitiva, se trata de trabajar otros sentidos diferentes a la vista. Esto potenciará su mundo a la abrirse a otros canales de comunicación.

La técnica mindfulness para niños suelen combinarse también con formación para mayores, no solo en los educadores o profesores sino también con padres de los alumnos, esto permitirá que los beneficios del mindfulness se extiendan también al ámbito familiar. No olvidemos que los referentes más importantes para los pequeños se dan en su entorno escolar y familiar.

El mindfulness se utiliza como una técnica terapéutica para niños con especiales dificultades, aquellos con carácter depresivo, ciertos rasgos de autismo y chavales con Trastorno por déficit de atención e hiperactividad, el famoso TDAH. Se suelen ver resultados muy buenos en la mejora de la gestión de emociones y aprendizaje al cabo de las ocho semanas.

En definitiva, mindfulness pretende ser una técnica que trabaje el aspecto emocional del pequeño, por un lado, y por el otro, como una herramienta que permite mejorar su rendimiento escolar, al mejorar su capacidad de concentración y asimilación.

También te puede interesar:

Acerca de orientacionandujar

Orientación Andújar no es solo un blog, es la apuesta personal de dos profesores Ginés y Maribel, que además de ser pareja, son los encargados de los contenidos que encontramos dentro del blog y en el cual, vuelcan la mayor parte del tiempo, que sus tareas como docentes, y voluntarios en sus meses de verano les permite.

Comentarios Cerrados

Los comentarios están cerrados. No podrás dejar un comentario en esta entrada.