audición y lenguaje, dislalias, rotacismo

#rotacimso Ejercicios dislalias rotacismo fonemas /r/ /rr/ r fuerte r suave

Es bastante frecuente que los niños que empiezan a hablar tengan problemas para pronunciar la “r”. A este trastorno se le llama rotacismo, es el nombre que se le da a la dislalia selectiva del fonema “r”. Una dislalia es una incapacidad para pronunciar correctamente ciertos sonidos o grupos de sonidos.
           El trastorno para pronunciar la letra “r” suele ser pasajero, es una de las letras más complicadas de pronunciar, por eso es una de las últimas en adquirir, pero se corrige a medida que el niño va practicando el habla y afinando la audición.
        El rotacismo no se debe a un problema de retraso ni psicológico. El uso prolongado del chupete puede ser un precedente, así como que alguno de los padres también tenga algún problema para pronunciar la “r”. Recordemos que los niños aprenden los sonidos por imitación, por lo cual es muy factible que pronuncie como lo hacen sus mayores.

       Luego, hay dos causas principales. Por un lado, la más frecuente, es una mala colocación de la lengua y del aire, haciendo que el sonido no se pronuncie de la forma adecuada.
          Otra posibilidad es que exista un problema físico que impida la emisión de ciertos sonidos, como frenillo sublingual, hendidura del paladar o tal vez hipoacusia. Antes de comenzar con un tratamiento es importante conocer la causa del rotacismo para saber qué camino seguir.
          La “r” es una consonante alveolar, cuyo sonido se consigue haciendo vibrar la punta de la lengua contra el paladar. El problema radica en que el niño no es capaz de hacer correctamente esta articulación y hay que enseñárselo. Puede haber problemas para pronunciar la vibrante simple (“r” suave) o múltiple (“rr” fuerte”).
       A su vez hay diferentes clases de rotacismo, dependiendo del lugar y modo de pronunciar el sonido. Puede ser labial, lingual o velar (“r” francesa).
          Hay algunos ejercicios que podéis hacer en casa. Aunque es muy importante tener cierto “tacto” para que no se convierta en algo con lo que el niño acabe a disgusto y termine provocando el efecto contrario al deseado. No hay que obligarlos ni alargar demasiado el tiempo, ni hacer ejercicios demasiado estrictos. Deben convertirse en un juego para que de una forma lúdica, el niño vaya progresando.
– Ejercicios respiratorios: relajar el cuerpo y la lengua mediante ejercicios de respiración profunda.
– Ejercicios de entrenamiento de la lengua: sacar la lengua, mover la punta hacia la derecha, izquierda, arriba y abajo. Hay un ejercicio que me parece de lo más adecuado para niños. Se podría llamar “mi boca es una casa”. Hay que hacerlo todos los días. Consiste en hacer que el niño haga un dibujo de una casa, con sus paredes, techo, puerta, estanterías y suelo y trasladarla a su boca. El techo es el paladar, las paredes los carrillos, la puerta la abertura de la boca, las estanterías los dientes y el suelo la parte inferior. La lengua es la encargada de limpiar la casa y así recorrer concienzudamente cada parte de la casa (saca telarañas de los techos, limpia estanterías, repasa las paredes, etc.). Luego la lengua sale a pasear y vuelve a entrar, sacándola y metiéndola.
– Chasquear la lengua con el paladar superior a diferentes velocidades, morderla ligeramente, recorrer los dientes de izquierda a derecha y luego al revés, doblarla hacia dentro.
– Practicar el sonido “r”. Imitar el sonido de una moto, trabalenguas, palabras y frases que contengan la letras “r” repetidas veces, exagerar las erres (por ejemplo: “ferrrrocarrril”). Haz que te mire cómo colocas la lengua cuando lo pronuncias así te imita. Un trabalenguas conocido por todos: “Erre con erre guitarra, erre con erre barril, ruedan que ruedan las ruedas, las ruedas del ferrocarril”.
– Libros infantiles: hay literatura infantil dirigida especialmente a ejercitar el sonido de la erre como por ejemplo,Cuentos para hablar con la “erre” y Cuentos para hablar – Los sinfones con R, ambos de Editorial Cepe. Otro libro: “Erre que Erre” , con ejercicios para pronunciar la “r”, de María José Berdejo Benedi.

Para ver unos ejercicios muy concretos baja los PDF

 

TEXTOS y ejercicios CON R

TEXTOS y ejercicios CON RR

fuente y autoría GTI  LEA

TE PUEDE INTERESAR

Ejercicios para la RR

Autora: Mercedes Hernández Romo (logopeda)

 

Rotacismo y conciencia léxica Vamos a trabajar las trabadas

Síguenos también en…