LOMLOE, SITUACIONES DE APRENDIZAJE

¿ES LO MISMO UNA unidad didáctica QUE UNA situacion de aprendizaje?

Para este dilema que muchas de nosotras nos hemos preguntado durante este año en numerosas ocasiones nuestro colaborador Pablo J Díaz Tenza nos sacas de dudas con esta genial presentación que os dejamos en formato imagen y en pdf.

Pablo Aprovecha estas líneas para daros a conocer su último libro que en breve podrás adquirir y que ya está en preventa en AMAZÓN.

ENLACE A —> https://amzn.to/3D9v9KHPREVENTA

curso-online-atencion-a-la-diversidad

recursos-y-adaptaciones-para-alumnado-con-neae-y-nee

 

 

DESCARGA LA PRESENTACIÓN EN PDF

DIFERENCIAS ENTRE UNIDAD DIDACTICA Y SITUACIONES DE APRENDIZAJE        

La nueva ley educativa LOMLOE, que entró en vigor en España en 2021, ha traído consigo una serie de cambios en la forma en que se imparte la educación en el país. Uno de los aspectos más relevantes de esta ley es la introducción de un nuevo enfoque pedagógico que se centra en la personalización del aprendizaje.

Una de las herramientas clave para lograr este objetivo es la utilización de unidades didácticas y situaciones de aprendizaje. Aunque estos términos a menudo son utilizados de manera intercambiable, existen algunas diferencias importantes entre ellos.

Una unidad didáctica es un conjunto de contenidos y actividades que se utilizan para tratar un tema específico. Estas unidades están diseñadas para cubrir los objetivos educativos y ayudar a los estudiantes a adquirir los conocimientos y habilidades necesarias en un área específica. Las unidades didácticas suelen incluir una variedad de recursos, como textos, videos, actividades prácticas y evaluaciones.

Por otro lado, una situación de aprendizaje es un escenario que se plantea al alumno para que él mismo busque y encuentre las respuestas a las preguntas o problemas planteados, motivando así su interés y su búsqueda activa de conocimiento. Es una estrategia que se centra en el alumno y en su proceso de aprendizaje, no sólo en el contenido a tratar.

En conclusión, aunque unidades didácticas y situaciones de aprendizaje son herramientas similares, su enfoque y objetivos son diferentes. Mientras que las unidades didácticas se enfocan en transmitir información específica, las situaciones de aprendizaje se centran en fomentar el pensamiento crítico y la capacidad de resolver problemas del estudiante. Ambas herramientas son necesarias para lograr un aprendizaje personalizado y eficaz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *