Guias y registros, modificación de conducta, Para maestros y profesores

Modificación de conducta corregir a los niños con la técnica de la hamburguesa. Incluye ejemplos

Hoy os traemos un recurso que nos va a ayudar a corregir a nuestros niños y niñas con una sencilla y fácil técnica para corregir conductas no deseadas. Ademas os hemos propuesto un ejemplo que representa una situación real que se nos presenta en casa con nuestro hijo Luca.

 

Corregir a nuestros hijos es parte de su educación. Ellos tienen que acostumbrarse a que lo hagamos y nosotros a hacerlo con la mayor delicadeza del mundo para no terminar siendo excesivamente machacones. Así que, como todo en la vida, ‘corregir’ también tiene su técnica.

Debemos evitar hacerlo de manera imperativa, con juicios de valor y desde una posición de poder. En este caso los niños se cierran en banda, dejan de escuchar y comienzan a sentir. Y sienten que les recriminas, que te han decepcionado y que no están a la altura. Entonces en lugar de obedecer o de entender nuestra posición lo que hacen es sentir rencor.

PARA ESTAR AL DÍA DE NUESTRAS NOVEDADES

 

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

 

tecnica de la hamburguesa1

tecnica de la hamburguesa2

DESCARGA EL ARCHIVO EN PDF

Modificación de conducta corregir a los niños con la técnica de la hamburguesa

Para no llegar a este punto asegúrate:

  • Que tu hijo entienda por qué se ha equivocado.
  • Que asuma su parte de responsabilidad en el error.
  • Que proponga soluciones para corregirlo
  • Que entienda las ventajas de no repetirlo.
  • Que entienda que la equivocación es solo una oportunidad de hacer las cosas mejor.
  • Que desarrolle una mayor tolerancia a la frustración.

Para lograr todo esto, el mejor camino es corregir con respeto, teniendo siempre en mente una intención y un propósito. Puede ayudarte lo que se conoce como ‘la técnica de la hamburguesa’, que fundamentalmente consiste en corregir en positivo, en lugar de reñir.

Para ayudarte a proyectar esta técnica en la mente, imagina una hamburguesa. Con cuatro suculentas capas: pan tierno, queso fundido, carne de hamburguesa y de nuevo suculento pan.

TENEMOS LOS JUGUETES DESORDENADOS

Primera capa. Ayudarle a detectar el error. ¿Qué crees que puedes mejorar tu zona de juguetes?

Segunda capa. Dile algo agradable. Ayer tus juguetes estaban muy ordenados

Tercera capa. Dile lo que no te gusta. Hoy no puedo decir lo mismo. Veo los coches por el suelo y la plastilina sin recoger

Cuarta capa. Vuelve a decirle algo agradable. Estoy seguro que sabrás ordenarlos todos, igual que lo hiciste ayer. Gracias.

Haciéndolo así, es más fácil que después de corregirle surjan ideas para solucionar el problema. percibir confianza y respeto es fundamental para que tu hijo se involucre más en la resolución de un conflicto, sin desencadenar en él la rebeldía o el rencor.

 

Fuente: http://www.letsfamily.es/

Síguenos también en…