educación para las emociones, Nuevas Metodologías

Tarjetas de perritos para trabajar las emociones

Las emociones: su educación tiene un gran peso en la prevención de posibles problemas en el desarrollo y consolidación de la personalidad del niño o niña. Una buena educación emocional facilita el bienestar de la persona. Las emociones pueden favorecer el proceso de aprendizaje o bloquearlo, por eso es importante aprender a controlar y expresar las emociones. Es preciso “aprender a ser” para que florezca la propia personalidad y se pueda obrar con capacidad de autonomía, de juicio y de responsabilidad personal.

Las emociones se pueden clasificar en primarias y secundarias. Entendemos por emociones primarias aquellas que tienen un origen innato o pre programado en nuestro cerebro. Las emociones secundarias son aquellas que hemos “aprendido” a desarrollar en base a nuestra experiencia.

DESCARGA EL ARCHIVO EN PDF

Tarjetas emociones perritos modelo

Las emociones primarias son:
Alegría: es una emoción que experimentamos cuando los acontecimientos personales son favorables o cuando vivimos situaciones agradables.
Enojo: es una emoción que experimentamos cuando sentimos vulnerados nuestros derechos o nos sentimos amenazados psicológicamente. Es una reacción de irritación, furia o cólera.
Tristeza: es una emoción que suele desencadenarse por la pérdida irrevocable de algo que se valora como importante.
Miedo: es una emoción que produce una reacción ante situaciones amenazadoras o que causan inseguridad, en las que se percibe que se pierde el control sobre lo que puede ocurrir. Limita la capacidad para aprender y provoca ansiedad, que interfiere en los procesos cognitivos.

Las emociones secundarias son:
Amor: es la emoción que experimentamos cuando se crea un vínculo de cariño por alguien o por algo. Cuando se hace más duradero pasa a ser un sentimiento profundo en el que se da una preocupación cariñosa por otra persona.
Sorpresa: es la emoción que se produce ante una situación imprevista o extraña.
Vergüenza: es la emoción que aparece cuando nos ven o pueden vernos, haciendo algo que consideramos que daña nuestra apariencia. Algo de lo que somos se muestra y no lo consideramos favorecedor para la imagen que construimos ante los otros.
Aversión: es la emoción que produce un impulso de separarse de alguna cosa o persona. Despierta  el deseo de alejarse o destruir.

El colegio puede proponer diferentes alternativas para que cada niño y niña desarrolle su identidad personal y descubra aquellos aspectos de su personalidad que lo hacen único e irrepetible.

Esta forma de educación debe ser un proceso continuo que se realiza a lo largo de toda la escolaridad. El desarrollo de la inteligencia emocional se logra a través de la experiencia, de la práctica diaria, contemplando cada momento como una gran oportunidad para aprender y mejorar.

Síguenos también en…

2 Comments

  1. rosario

    Me gustan mucho sus estrategias pedagógicas, siempre e sido de la opinión de que debemos emplear todos los medios a nuestro alcance para lograr los objetivos planteados.
    Solo me surge una pregunta; ¿Porque utilizan caritas de perros para expresar emociones humanas?.

Trackbacks / Pings