ASPERGER, necesidades educativas especiales

¿Qué hacer cuando Nuestro/a Hijo/a ha sido diagnosticado/a con Síndrome de Asperger?

Nuestro/a Hijo/a ha sido diagnosticado/a con  Síndrome de Asperger: ¿En qué consiste? ¿Cómo lo ayudo desde casa?    Esta es una pregunta que muchos padres tras recibir un diagnóstico de sus hijos de Síndrome de Asperger o Trastorno del espectro autista grado 1,  nos formulan ¿y ahora qué? ¿Cómo podemos ayudarlo/a?

Nueva colaboración entre Orientación Andújar y  Centros Psicopedagógicos Gabaldón los más importante centros psicopedagógicos de la Comunidad Valenciana.

 

DOCUMENTOS INTERESANTES

El Síndrome de Asperger estudio de un caso

Síndrome-de-Asperger-Guía-práctica-para-la-intervención-en-el-ámbito-escolar-

  Primeramente empezaré explicando qué es el Síndrome de Asperger y características son las más comunes en estos niños.

   El Síndrome de Asperger es un trastorno neurobiológico que forma parte de un grupo de afecciones denominadas trastornos del espectro autista, esto hace referencia a que los síntomas de cada uno de ellos pueden aparecer en diferentes combinaciones y en distintos grados de severidad: Estos niveles de gravedad tendrán como base dos áreas (A y B), de las 5 determinantes según los criterios marcados, estas son: A. Área de la comunicación social. B. Área de comportamientos restringidos y repetitivos.

    Los niveles de gravedad, vendrán marcados por tres grados que registrarán las alteraciones en las dos áreas que se han mencionado anteriormente, Con lo que tendríamos: GRADO 1: “Necesita ayuda”. GRADO 2: “Necesita ayuda notable”. GRADO 3: Necesita ayuda muy notable

Así pues, para que quede claro, lo que en el DSM-4 se diagnosticaba como “síndrome de  Asperger”, en el DSM-5 será un “trastorno del espectro del autismo de grado 1”.

Las características principales que presentan estos niños pueden mencionarse en cinco grandes áreas, donde se describen sus debilidades pero también sus puntos fuertes:

1. Relaciones sociales

Dificultad para comprender las reglas de interacción social, no suele compartir sus sentimientos, preocupaciones y se le dificultad desarrollar la empatía.

Punto Fuerte: Suelen mostrarse como personas sinceras, objetivas, nobles, fieles y leales.

2. Comunicación y lenguaje

Dificultad para iniciar y mantener una conversación, las frases son breves y literales, en ocasiones pareciendo groseros, y les cuesta demasiado conectar con el interlocutor.

 Punto Fuerte: Poseen un amplio vocabulario técnico, disfrutan de los juegos de palabras y poseen, en ocasiones, grandes capacidades memorísticas.

3. Flexibilidad mental e imaginación

Dificultad para ser flexibles o relajados, se preocupan por cosas inusuales al punto de obsesionarse, suelen ser repetitivos en un tema y tienden a ser perfeccionista.

Punto Fuerte: Se hacen expertos en lo que le agrada, son investigadores por excelencia y se muestran muy fieles a sus áreas de interés.

4. Coordinación y motora fina

Se presenta retraso motor y torpeza.

5. A nivel sensorial:

Sensibilidad inusual a estímulos sensoriales (la luz, sonidos, texturas).

Una vez explicado qué es el Síndrome de Asperger y que características presentan estos niños, pasamos a hablaros de cómo podemos ayudar a nuestro hijo/a desde casa.

  1. Establecer Rutinas: Establece unas rutinas que sean predecibles en casa y le ayuden a tu hijo a sentir seguridad y a realizar las tareas que se esperan de él. Hazlo en todas las partes del día.

  2. Establecer Normas: Es aconsejable que lo hagas de forma visual para que pueda memorizarlas y poner imágenes en las palabras. Una forma es hacerlo es en un mural con dibujos, por ejemplo. Hazlo para que se entienda de forma concreta lo que se espera de él (por ejemplo: “Estar en silencio para comer ” lo entendería mucho mejor que “no hables comiendo” así entenderá qué se espera de él) Siempre intentar hacer las normas en positivo, para que  sepan que es lo que esperamos de ellos y alabar aquello que haga de forma correcta.

  3. Mantener conversaciones claras, trasparentes, sin dobles sentidos, ironía o cualquier tipo de confusión en el sentido de la frase. Se debe trasmitir las ideas sin dejar nada “entre líneas” para que puedan entendernos.

  4. Explicaciones o instrucciones Simples, cortas, concretas, y trasmitidas despacio. Debemos intentar llamar la atención antes de iniciar la conversación, procurar que el niño esté cerca y mencione su nombre, así disminuye las posibilidades de que se distraiga y no comprenda las explicaciones. Hay que procurar sistematizar las instrucciones de manera que se definan claramente los pasos o puntos a trasmitir. Podemos ayudarnos con claves visuales, dibujos o señales.

  5. Enseñarles a detectar cuando se encuentra enfadados o frustrados para definir las conductas no permitidas y las estrategias para canalizarlas.

  6. Ampliar su gama de intereses. Por ejemplo si le gustan los Dinosaurios, hacer que también preste interés en otros animales, para ello podemos comprarle cuentos del resto de animales, hacerle murales, jugar con él etc..

  7. No pedir al niño más de lo que pueda llevar a cabo. Es importante recordar que su concentración se ve limitada y que es preferible hacer pocas cosas bien que muchas que le puedan desconcentrar y no llevarlo a cabo. Limite el tiempo.

  8. Aliviar sus miedos a lo desconocido exponiendo previamente al niño a la actividad o a las personas. Siempre hay que intentar actuar con anticipadores, es decir, explicarle al niño que es lo que va a suceder o que cambio vamos a realizar antes de hacerlo, esto lo podemos hacer con Pictogramas para que lo puedan comprender mejor.

  9. Uso de Historias Sociales para explicar un evento rutinario que incluye una información social ´básica, por ejemplo: “Cuando entro en clase digo hola mirando a los ojos de mi profesor.” “Si estoy en su supermercado no me pongo a chillar”. “ Si obedezco a Papá y Mamá iré al parque”, por ejemplo:

   Estas son algunas de las cosas que podemos hacer para ayudar a que nuestros hijos/as con Síndrome de Asperger se integren mejor y se sientan cómodos en nuestra sociedad. Con nuestra ayuda y tenacidad haremos de nuestros hijos grandes entendedores del mundo que les rodea.

Recordar esta frase:

 “Papá y Mamá, quiero que pienses en mi como alguien que viene de la luna a un mundo distinto, que tardo en entender y me cuesta comunicar lo que veo, lo que Siento, pero nunca dudéis que tengo un corazón que Ama y necesita Amor.

Sonia Mena  Psicopedagogía  Pedagoga  Centros Psicopedagógicos Gabaldón

Síguenos también en…