necesidades educativas especiales, TEA, TEACCH

Cuaderno de actividades alumnado TEA

Os compartimos este fantástico recurso de  Proyecta, dos psicólogas especialistas en desarrollo infantil.

Llevamos años dedicadas a la intervención con niños y niñas de diversidad funcional y se nos ha ocurrido hacer esta recopilación de actividades, materiales y recursos para trabajar con todos ellos. Esperamos que os gusten y sobre todo que os sean de utilidad.

DESCARGA EL CUADERNO EN PDF

El trastorno del espectro autista, a partir de ahora TEA, se define como una alteración severa, crónica y generalizada del desarrollo, que consta de un conjunto amplio de factores que afectan al neurodesarrollo y al funcionamiento cerebral, dando lugar a dificultades en la comunicación e interacción social, así como la flexibilidad del pensamiento y de la conducta. Se adquiere principalmente en la etapa fetal o en los primeros meses de vida aunque los primeros síntomas aparecen durante los tres primeros años.

Es un trastorno de origen biológico, en el que pueden influir factores de predisposición genética, agentes infecciosos, procesos bioquímicos, anomalías metabólicas, etc.

Según estudios epidemiológicos realizados en Europa la prevalencia en casos de TEA es de aproximadamente 1 por cada 100 nacimientos, siendo más frecuente en los hombres que en las mujeres con una proporción de 1 mujer cada 4 hombres (Autism-Europe aisbl 2015). Además el porcentaje de personas con Autismo de alto funcionamiento suele ser superior en varones.

Encontramos ciertas diferencias entre los hombres y mujeres que presentan el trastorno reflejándose en su comportamiento, sintomatología y comorbilidad, siendo estas diferencias más acusadas a partir de la pubertad, época en la cual pueden padecer algunos trastornos como depresión y ansiedad. En general los niños con TEA presentan menores problemas de escolarización y mayores habilidades para el aprendizaje que las niñas. Ellas suelen tener mejores habilidades sociales y menos comportamientos repetitivos y estereotipados. Además las mujeres con TEA suelen ser menos sensibles a las 11 entradas sensoriales fuertes, siendo en ellas menos frecuente la hipersensibilidad sensorial. A la hora de relacionarnos con las personas con TEA es necesario comprender sus peculiaridades cognitivas, para así poder entender mejor cuáles son sus necesidades, cómo es su manera de procesar la información, facilitarles la comprensión de su entorno y ayudarles a relacionarse con los demás.

2 Comments

  1. Adriana

    Todo mi agradecimiento por estar tan cerca de mi labor docente. Muy valioso el aporte ofrecido. Felicitaciones !!!!!

  2. Buen día, Quisiera optener el cuaderno y todo lo que sea posible para ayudar a mi hija en su desarrollo. Si me pueden colaborar. Gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *